ASHLEY-PRYCE John

JOHN ASHLEY-PRYCE nació en  Ingalterra, pero vivió la mayoría de su vida en Vancouver, Canadá. Hoy en día radica y pinta en Puerto Vallarta, México. Sus estudios y oficio fueron dedicados durante 4 décadas a la arquitectura, el diseño  y planeación de interiores comerciales. Su pasión por la arquitectura se ve plasmada en sus obras.

Ashley-Price es un artista autodidacta, influenciado  e inspirado por pintores realistas como Richard Estes, Ken Darby , Mary Pratt y Alex Calville.  Su obra es foto realista, que resalta los detalles de la arquitectura urbana reflejados desde los vidrios y espejos de otros edificios. El realismo de su obra hace que el que la mira, descubra  detalles olvidados a la simple vista.

Al preguntarle al artista cual es su inspiración, contesta  - " Detalles, los detalles de la vida común, a los que generalmente no les ponemos atención. Yo me fijo en como las señales de tránsito están sujetadas a sus postes, el reflejo de los anuncios en las ventanas de un edificio, etc "-

-" Cuando veo algo que me parece interesante, le tomo varias fotografías desde diferentes ángulos hasta encontrar la mejor vista. La perspectiva es lo mas importante para mi y, a veces, tengo que cambiar dicha perspectiva para lograr el efecto que busco. Trabajo con las fotografías, borrando ciertos elementos que distraen y agregando otros que hacen que la obra final se parezca a la fotografía original pero con su propio carácter."-

El artista prefiere utilizar los oleos para retratos y pero el  acrílico para sus escenas urbanas. Siente que el acrílico le ofrece los colores brillantes necesaria para atraer al espectador a entrar en su visión de la ciudad.

La fascinación de Asley-Price por el entorno de la ciudad se demuestra en sus  paisajes  urbanos, que pretenden captar un singular momento de la siempre agitada vida de la ciudad.

Su obra pretende  plasmar la belleza  de la vida cotidiana que  le rodea. El artista quiere , a través de sus obras,  lograr que su  publico descubra  detalles de su ciudad que quizá hayan pasado desapercibidos.